24 agosto 2014

Algún día me faltara el valor, el descaro. Algún día seré un cobarde como la mayoria, algún día me cansare de estar solo… Solo al café, solo al trabajo, solo caminando bajo la lluvia, sonriendo a veces. Algún día me despertare y me daré cuenta que desperdicie mi vida entre libros, cigarros y sabanas.
   No se preocupen tanto por como vivo, por como muero.
   Algún día amare como ustedes saben, algún día reire como ustedes saben, algún día llorare como ustedes saben. No se pongan tristes por verme ahora. Esto que digo, esto que pienso pasara, se ira a otros sitios, me dejara vacio y tratare de ser como ustedes para sentirme aceptado, para sentirme amado, para sentirme pleno a costa de lo que ustedes esperan… de lo que ustedes quieren.

3 mayo 2014

Es una tristeza la tarde, las penas lloviendo empapando la calle. Las cosas de antes apenas son recuerdos, eso que eras solo a instantes lo veo, dormias clara y suave clavada en la noche, quemabas el miedo, encendias el amor para sobrevivir a toda soledad, abrias las ventanas para verle mil rostros al mundo y al final el unico rostro que importaba era el tuyo.
No olvides tu ternura, tu ternura con la que le das paz a las calles y los hospitales, mira tu mirar ausente… espejo donde ya no me veo. Pierde para ganar o gana para perder tristezas y distancia, no adivines el amor, no construyas incertidumbres como murallas. No pierdas las estaciones, ni tu gracia que desciende como crepusculos a la ciudad, pero ante todo no pierdas la poesia, escuchala suavemente en cada abrazo, deja que te sorprenda al bajar la escalera, al doblar la esquina. Deja que te acompañe a solas, llevala por ahi dentro del bolso, deja que te salve de las aflicciones y la vida. Pero si a pesar de todo no puedes contra el mundo y te miras sola y te sientas a llorar en una habitacion vacia recuerda que todos los dias despierto con tu nombre y lo repito como se repite una buena noticia.

5 enero 2014

Habría que morirse un día, o dos si es necesario. Habría que olvidar las manos en los bolsillos del saco, dejar el valor para otro día, habría que quedarse con la vergüenza, con las lágrimas bajo el brazo.
Habría que dejar el almuerzo y quedarse con el hambre, quedarse con el alcohol y el tabaco. Habría que sentarse 3 días en la misma calle, imaginarse en otro sitio y nombrar cada árbol.
Habría que hacer tanto para entender un poco, un poco de los suspiros, de los recuerdos. Entender un poco del porque aún te escribo, porque aún te quiero. Pero tampoco habría que aflijirse porque no sólo por eso sufro… No sólo por eso muero.

18 junio 2013

Ya no estás aquí,
que vamos a hacerle??
Estarás entre ese mar de gente,
perdida en otros labios,
aferrada a otros brazos.
Ya no estás aquí,
y me mata
la vergüenza,
la rabia
y la tristeza.
  Ya no estoy ahí,
me muero por las calles,
en otros rostros,
con los mismos planes.
Ya no estoy ahí
y me voy
con mi olvido
a poblar otros amores,
otras nostalgias…
otros instantes.

26 mayo 2013

Algo va a pertenecernos, al fin de cuentas algo sera nuestro, cuando ya no estemos, no solo tu o solo yo, cuando no estemos ambos quedara algo. En esta ciudad llena de lugares en los que coincidimos con nuestros amores y nuestras tristezas, en esta ciudad se quedara un café, una plaza, tal vez un par de bancas de cine, un sofá, un auto a orilla de carretera con un beso dentro, una tarde, tantos días y solo una noche (la primera).
    Algo es de nosotros, quizá el frío de las piedras, la lluvia en las aceras, las lágrimas que se secan antes de llegar a las mejillas. Aun no se cuanto es tuyo o cuanto es mío, no se que perdimos o que merecemos, solo se que al final de todo, algo ah de pertenecernos.

13 mayo 2013

Me pasa lo de siempre, me acuesto viendo al techo y me pongo a contar sus manchas y sus grietas, pienso en las rosas y las margaritas, en las gracias y desgracias. Pienso y me río de mis ideas, de pronto el
Leer el resto de esta entrada »

28 abril 2013

Tu y yo sabemos algo,
algo que los demás ignoran,
me se en tus ojos,
te sabes en mi boca.

Se que pasa por tu mente,
sabes lo que pasa en mi alcoba.
No sigo tus pasos,
siempre llego a tu lado.

Te escribo cada noche,
me describes con las manos
Sabes que miento,
pienso que te creo.

Y así vamos por la vida
juntos pero solos.

Ahogandonos…

23 abril 2013

Apenas un año,
tan extraviado,
lejos del poder
y la gloria.
  Apenas un año
y ya me encuentro
sin reservas,
sin angustias.
  Apenas un año
Y no eres la misma,
tu tan ajena,
tan indescriptible
y tan lejana.
  Siento que eh vivido
una eternidad
con tu ausencia.
Si tan solo
Aceptara que hace
apenas un año…
Si tan solo supiera.

15 enero 2013

Que voy a decirle a la noche?
que le digo a mis fantasmas,
a las calles,
las bancas,
los faroles?
Que le digo a los amigos?
a la ciudad que me ignora,
al frio de madrugada,
la nostalgia,
la soledad
y la miseria.
Que puedo decirle a las manos y mi sombra?
Que voy a decirle a mi hambre?
Que le digo a quienes me ven solo?
Como les explicó que no puedo dejar de pensarte?

14 enero 2013

Dejemoslo igual, mejor sigo con mi sombra, con la soledad bajo el brazo. Me quedo con mi libreta y mis calles a solas, con los muros frios y la angustia de mi cuarto. Me quedo con la noche, con mis vicios, con mi amor desesperado. Las mismas manos, los mismos ojos, los mismos dolores. Me quedo solo, con mi silencio que dice mas de lo que esperaba, me quedo con mi falta de vanidad, de ambiciones.
Aqui estoy bien, anonimo a tu amor y a tus rencores.
   No quisiera verte llorando, no podria tenerte y luego alejarme de tu lado.
   Despues de todo no tengo nada que ofrecerte, nada es mio, nada me pertenece. Solo tengo una libertad fingida, un amor sin motivos y un par de versos malos.

25 diciembre 2012

Se incendia la ciudad,
con las estrellas
por el suelo,
todo parece
un campo de batalla,
en las calles
se fusilan nostalgias
y tristezas.
Yo escondo mis angustias
debajo de la mesa,
junto al gato
que las mira de cerca.
Que hagan fiestas
con sus fuegos artificiales.
A mi dejenme
con mi cafe,
con mis sabanas frias,
con mi tabaco
y esta sombra vacia.

23 diciembre 2012

Una tarde como todas, frente a las iglesias, juntando pedazos de fracasos, de exitos, de recuerdos. Con tu sonrisa que pensaba en esas cosas que hace dias te hacian llorar. Una tarde de cafe con tu mirada que se renueva a cada minuto, a cada paso. Tu mirada que me mata, tan simple, tan tierna. Tu mirada que me ilumina cuando se apagan las luces del parque, tu mirada abismal, mas oscura que la noche. Tu presencia a mi lado, con tus dudas, tus seguridades. Con esa timidez que me enamora, la timidez con la dejas que pueda verte, la timidez que me mira tras la ventana y me dice al oido que jamas podre tenerte.

18 diciembre 2012

Una noche, con sus propias dudas, los gatos en las azoteas, mirandome las manos vacias, la libreta vacia, la casa, los años vacios. Otra noche al borde del suicidio, de las sombras, tomado por sorpresa, asaltando la soledad en los rincones. Una noche, con sus muertes, sus verdades que se evaporan del asfalto, una noche con su cafe, su cielo de estrellas. Una noche sentado al lado de las penas, atisbando por la cerradura del olvido, una noche mas, cansado, aburrido, viendo la ciudad con su alegria, sus puentes y su aroma de caoba.

16 diciembre 2012

Una noche mas, generando intereses, una noche con sus dudas, sus exesos, con sus mentiras filntrandose por el techo, con sus mares en la bañera. Una noche como cualquier otra, con sus monstruos debajo de la cama, sus sombras sigilosas acurrucandose en las esquinas. Una noche normal, arrastrando los huesos debajo del saco, tronandose los dedos y las verdades. Otra noche con sus estrellas de artificio, sus canciones de madrugada. Una noche mas con cigarros y copas, con cuerpos desnudos a la mitad de la nada. Otra noche vivo, aburrido en la inmensidad de un carro, deseando estar con alguien en el limitado paraiso de un cuarto.

De acuerdo

4 diciembre 2012

De acuerdo con las salidas de emergencia,
de acuerdo con los balcones a media noche,
con las lagrimas hasta las rodillas,
de acuerdo con los odios fingidos,
con los labios partidos,
con las fugas a plena luz del dia,
con los ojos lejanos como horizontes,
con los te amo entre dientes.
De acuerdo con las urgencias pasionales,
con la desurgencias laborales,
de acuerdo con las escaleras,
los ascensores.
De acuerdo con los suicidas,
con los enfermos de rabia,
de impotencia,
de esperanza.
De acuerdo con lo absurdo,
con el cafe,
con el tabaco,
con tu cuerpo desnudo.

30 noviembre 2012

Conosco el remedio
contra el olvido,
contra los pronosticos adversos
que dejo tu partida.
Conosco un par
de lugares simples
en donde ocultarme,
en donde sentarme
a ver pasar las horas,
el tiempo
y la distancia.

Tus ojos

19 noviembre 2012

Me olvide de tus senos,
el aroma de tu cabello,
olvide la distancia
de besos en tu cuello.
No recuerdo ninguna
de tus sonrisas,
ni tus palabras susurradas
en la intimidad de un cuarto.
A donde se fueron
las caricias de los hoteles,
los viajes extraordinarios?…
  Solo recuerdo tus ojos,
esos ojos que se alejaron
lentamente de mi vida.
tus ojos sutiles
tus ojos de milagro.

Carta

15 noviembre 2012

Usted me enamora, de una manera tan sutil… tan tierna. Me enamora como una banca de parque, como el aroma del tabaco, como una taza de cafe o como algo dormido que se entrega al tacto.
Pero no quiero que interprete mal todo esto, no pretendo poseerla, no pretendo ese juego infantil que juegan las personas. No quiero esos breves adioses, ese jurar eternidades inconclusas.
Despues de todo no quiero convencerla de nada, tratar de aprisionarla, tomarle las manos o susurrarle cosas al oido. Me basta su sonrisa, saberla alegre. Me basta su mirada.
No entiendo el amar de las personas, el hacerse daño, el tratar de controlar a las personas que aman. Yo no quiero eso, aun creo en las utopias, en las cosas tontas de la vida, creo en escapar de los colegios y las academias. Creo en el silencio de las personas.
  No deseo que usted me entienda, que sepa todo lo que trato de decirle, solo quiero que no le paresca tan raro el que de vez en cuando le escriba.
   Yo al menos le escribo porque no se hacer otra cosa, porque creo que entre tanto y con los años podre quizas decirle al fin algo. Le entrego esto sinceramente “y sonrio ante la inutilidad de mi gesto”

11 noviembre 2012

Moriste un dia cualquiera, pero a tu favor digo que moriste cuando lo decidio tu orgullo. Nunca supiste decir hasta aqui el licor, hasta aqui la violencia, hasta aqui el amor, lo unico a lo que pusiste medida fue a tu vida junto al mar, tu vida de cantinas, de mentiras contadas miles de veces. Esa vida que te llevo a donde te encuentras ahora. Yo te imagino desde esta ciudad que te ignora, te pienso con tu cabello yodado, tu piel salitrosa, tu sonrisa desvergonzada que fue lo unico totalmente tuyo. Recuerdo las tardes bajo las palmas con el licor barato, tus viejas historias, tus consejos no tan sabios.
  Por los recuerdos no fui a tu entierro, no quize ver ese acto tan atros de sepultar tu cuerpo, yo se que no fue decision tuya, si por ti fuera hubieras dejado tu cuerpo en la cama, para que nos mirara y nos hiciera infelices aun despues de tu partida.
   Por eso te quise, por tu forma poco sutil de vivir la vida, la misma con la que decidiste tu muerte. Por eso no fui a tu entierro, porque todo lo que tenia que decirte te lo dije en vida, con un par de copas en la mano. Aun si hubiera ido a ocultarte bajo tierra, se que hubieras abandonado tu muerte, me dirias que soy un idiota por ir a ver a los muertos. Por eso no fui a verte, por eso levanto esta copa y poco a poco voy reconociendo que corriste con la mejor de las suertes.

Esta calle

28 octubre 2012

Conosco esta calle, la recorro cada domingo, a solas. Conosco sus piedras, sus puestas de sol. De memoria se la edad de sus arboles, sus tristezas, sus vicios y sus grietas.
  Esta calle en donde me siento y fumo a veces a la sombra de sus portales, esta calle que mido a cada paso, que acaricio mientras pienso porque no te recorro cada domingo, a solas. Porque no conosco tus piedras, tus puestas de sol, la edad de tus arboles, tu tristeza, tus vicios y tus grietas…